SIM ZÉLIO BERNARDINO

El 5 de junio de 2007, a los 73 años fallecía sin saber que, por esos extraños designios del destino, un año después se adjudicaría el torneo internacional más importante de su prolongada carrera teleajedrecística: el XVI° Zonal Latinoamericano.
A una década de ese acontecimiento, hoy lo evocamos.


Exitoso empresario gastronómico, este Ingeniero Civil estaba casado y era padre de 4 hijos.
Llegó al mundo de las 64 casillas alrededor de los veinte años, aunque como todo el mundo supiera las reglas para mover las piezas desde bastante antes. El “hechizo” le vino al reproducir en el tablero algunas partidas del emocionante match Botvinnik-Smyslov por el Campeonato Mundial, que aparecían comentadas en la sección respectiva de un periódico. Hasta entonces no había imaginado ni por asomo la complejidad del ajedrez. A partir de entonces, la atracción hacia él fue incesante.

FUGAZ

En un principio -sin mayor suceso- participó en competencias universitarias. Al término de sus estudios, abrió un paréntesis en su práctica por obligaciones laborales y familiares.
“Las primeras partidas serias -relata- las jugué en el popular Clube de Xadrez Guanabara de Río de Janeiro, a mediados de los ’60. Participé en algunos de sus torneos internos, sin resultados significativos. Luego, me dí cuenta que el “téte a téte” y el angustiante relojito me dejaba al cabo de cada rueda -cualquiera fuera el resultado- demasiado tenso. Esto no es para mí, pensé.”
“En este momento -prosigue- recibo una invitación de Carlos José Gross, un entusiasta dirigente del Club, para participar en algo totalmente desconocido por mí: un torneo nacional por correspondencia que organizaba el CXG. Ése fue mi debut, aunque sin mayor suceso. Algo mejor me resultó el 2° torneo, aunque tampoco clasifiqué a la Final. La fuerza de mis rivales en esta modalidad de juego era algo muy serio.”

DECISIÓN

  • ¿Cómo fue luego su carrera en el CXEB?.
  • “Ingresé al Clube de Xadrez Epistolar Brasileiro por convite de mi buen amigo Gross con el número 29, por lo tanto soy un veteranísimo. Me inicié disputando un torneo de segunda categoría y fuí escalando hasta llegar a la Superior. Disputé finales de Campeonatos Brasileños individuales, Copas Brasil, Zonales Latinoamericanos…”
    “Cuando inicié la fase final del X° Campeonato Brasilero, por primera vez me determiné a ser el campeón. No era un sueño imposible: al fín ya había obtenido resultados positivos con varios jugadores de primera línea del club. Jugué con mucha atención, mucha investigación y mucho análisis.”

CARÁCTER

  • Háblenos de su estilo de juego.
  • “Soy un aficionado muy tenaz. Me gustan las posiciones cerradas, donde hay que agotar los análisis. Pero tengo un defecto que me perjudica: juego demasiadas partidas simultáneamente. Todos los nuevos torneos me atraen. Admiro a quienes programan inteligentemente en cuales inscribirse para dedicarles el tiempo necesario de estudio.”
  • ¿A quién admira en el ajedrez en vivo?
  • “En el concierto local a Gilberto Milos y Darcy Lima. Veo mucho progreso en Vescovi y Rafael Leitao. En el mundo, a Garry Kasparov.”
  • ¿Qué deleite le brinda este juego?
  • “Soy un gran enamorado del ajedrez, el cual me ha proporcionado grandes satisfacciones y me ha hecho disfrutar de muchísimos ratos muy agradables y divertidos. Al ajedrez, yo particularmente tengo mucho que agradecerle pues nunca he sabido lo que es el aburrimiento.”

EVALUACIÓN

  • ¿Y jugarlo por correspondencia?
  • “Es un entrenamiento excelente, una manera de mejorar el juego y estrechar relaciones con otras personas.”
  • ¿Cuál es el secreto de su gran suceso en el ajedrez epistolar?.
  • “Cuando jugaba como un mero participante, tuve altibajos con un aceptable desempeño promedio. Ahora, cuando comencé a luchar por el primer lugar, vino la gratificación. Para eso tuve que poner mucha dedicación al estudio de las partidas.”
  • ¿Qué opina del uso de las PC en el ajedrez?.
  • “Hace unos años era un tema tabú. Fue discutido lentamente y pienso que hoy hay un consenso. La aceptación del uso de la PC no es explícita, es tácita. Ningún rival me hizo la pregunta. ¿usa usted una computadora?. Tampoco yo la hago. Es una manera muy rápida de buscar partidas mediante bases de datos y un apoyo óptimo del análisis de partidas. Pienso que, en los finales de torneos principales (CXEB, CADAP, ICCF) todos los jugadores tienen una computadora como elemento accesorio. Antes una nutrida y actualizada biblioteca permitía que se saliera de la apertura con una posición satisfactoria. Y también los finales eran “de libros”. Hoy eso no existe. La PC “aconseja” en todo momento, evitando celadas y errores garrafales.”

CONSECUENTE

Luego de una prolífera siembra, la cosecha fue abundante.
Los campeonatos nacionales lo han tenido como un asiduo animador. Concluyó tercero en el VI°, y tras un fallido paso por el VIII°, se consagra campeón en el X° (1996/8, con +7, =4, -0) y el XII° (2000/2, con +8, =5, -0), convirtiéndose en el primer brasilero en obtener un bicampeonato. Muy cerca quedó del tri, cuando compartió en 2/4° puesto en el XIII°.
También se alzó con la XIV° Copa Brasil (1999/2001, con +8, =4, -0) y el VI° Campeonato de Veteranos (2000/2, con +7, =4, -0).
En el ámbito internacional, se destaca su labor en el magistral CXEB-30 “B” (1998/2002), donde concluye en el 3/4° escalón (+8. =3, -3).
Por entonces alcanzará su mejor posicionamiento en el ránking mundial. 72° con un Elo de 2595.
Obtendrá el subcampeonato (+8, =5, -1) en el XIV° Zonal Latinoamericano (2002/5), un punto por debajo de César Blanco Gramajo.

INCONCLUSO

Se apropiaría de la corona latinoamericana de CADAP al imponerse en el XVI° Zonal (2005/8), producto de nueve partidas ganadas, seis empatadas y una perdida. Durante buena parte de su desarrollo estuvo enfermo, pero afrontó con inusitada energía todos sus juegos, finalizándolos poco antes de su deceso. Como aún le quedaban a sus rivales partidas sin terminar, no pudo disfrutar la satisfacción de saberse campeón, proclamación que acaecería un año después, al aplicarse el sistema SB para romper la paridad con Marcio Barbosa de Oliveira y César Blanco Gramajo.
A lo largo de su derrotero, recibió los títulos de Maestro Nacional (CXEB), Latinoamericano (CADAP, 2001), IM (ICCF, 2001) y SIM (ICCF, 2003). Además logró dos normas de GM y sólo le restaban sumar un puñado de puntos a su ránking para recibirlo. Pero su desaparición lo truncó. Una irremediable injusticia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.