Jorge Aldrete Lobo por Juan Perez

Si escalonamos por país la cantidad de jugadores residentes en América que han alcanzado el título de GMI, arrojaría estos guarismos: Argentina 16, Estados Unidos 13, Brasil 12, Canadá 6, México 2, Chile, Guatemala y Perú 1.
Los mejicanos premiados fueron Kenneth Frey (2004) y Jorge Aldrete Lobo, a quien le dedicaremos la presente nota.


Nace el 13 de Julio de 1940 en el Distrito Federal.
Al ingresar en un instituto de enseñanza media en 1953, aprende a jugar ajedrez. Los trebejos lo atrapan vivamente, compitiendo en un club vecino a la par que profundiza los estudios sobre el mismo. Sus progresos son acelerados: en 1955 conquista el campeonato juvenil estatal y un par de años después se corona Campeón Mejicano Juvenil, que lo habilita a competir en el Mundial de Toronto (Canadá) donde finaliza 8° entre 12 competidores.
Entre 1957 y 1962 concurre a la Universidad Autónoma de Nuevo León, de donde egresa con el título de Ingeniero Químico.
Al año siguiente retoma su participación en torneos ajedrecísticos, logrando en 1964 el cetro del Estado de Nueva León (que repetirá en 1967 y 1968) y luego el Campeonato Nacional. Por este lauro es designado integrante del equipo mejicano -como primer tablero- que interviene en la Olimpíada FIDE celebrada en Tel-Aviv (Israel) en octubre de 1964, donde reúne el 50% de los puntos. Esta experiencia la repetirá en las de Buenos Aires (Argentina, 1978) y Lucerna (Suiza, 1982).

CARTEO

En 1981 su amigo el Ing. Santiago Cardozo Contreras lo entusiasma para que comienze a practicar ajedrez por correspondencia, aprovechando que se encuentra abierta la inscripción para intervenir en la V. Copa Mundial ICCF. Sin mayores contratiempos supera las etapas Preliminar y Semifinal, cumpliendo una aceptable labor en la Final “A” (1987/94) donde comparte el 4/5° lugar (+4, =5, -2). Se transforma en un asiduo componente de los elencos representantes de AMAP (Asociación Mejicana de Ajedrez Postal) en las distintas ediciones de los torneos Area Pacífico (II a V, siempre en el 1° tablero), Panamericanos CADAP (VI, mejor primer tablero; VII, el equipo se clasifica Subcampeón y él obtuvo media norma de GM y IX) y las Olimpíadas ICCF (XII, XIII, XIV y XVIII, en todos los casos en el tablero estelar). El Memorial Jorge Canale (1997/01) le brindará la segunda gran satisfacción al imponerse con relativa facilidad (11-3-0), tras desplegar un juego efectivo. En este sentido, sinó logró mejores resultados en otras pruebas, se lo debemos atribuir a su encomiable ambición de forzar partidas que no lo ameritaban o desdeñas variantes conservadoras.

GALARDON

El Memorial Esteban Canal (2004/6) le permite sumar la norma faltante para acreditarse GMI, título que le es conferido durante el Congreso de ICCF reunido en Dresde (Alemania, 2006). Ya poseía los diplomas de IM (1996) y SIM (1999). Al cumplir 70 años decide retirarse de las competencias a distancia. A lo largo de tres décadas, fueron algo más de cuatro centenares de partidas las que afrontó y donde logra adjudicarse el 64% de los puntos en juego. Hemos enumerado a trazos muy gruesos, sus actuaciones en algunas de las lides que lo tuvieron como protagonista, tanto frente al tablero como a la distancia. No soslayaremos mencionar el tiempo que ha dedicado a la enseñanza: fomentó su práctica tanto en las clases impartidas en diversos clubes como en exhibiciones de simultáneas en distintos Estados. Tampoco eludió responsabilidades en el plano dirigencial en diferentes instituciones. Fuerte y entusiasta ajedrecista, es uno de los indiscutidos pilares del ajedrez mejicano.

Juan Carlos Pérez Rodríguez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.