CARRERAS EFIMERAS (IV): ROBERTO GABRIEL ALVAREZ por Juan Perez

ROBERTO GABRIEL ALVAREZ

Nació el 24 de octubre de 1963 en San Martín, provincia de Buenos Aires, Argentina.
Técnico mecánico, desarrolló su actividad en el área de suministros de materiales en empresas dedicadas a la frabricación de maquinaria vial, para luego especializarse en el ámbito de la enseñanza, donde se lo valora internacionalmente como un reconocido experto en informática relacionada con el ajedrez, dando charlas y dictando clases en todos los niveles y por distintos medios.
Aprendió a jugar a los 18 años y rápidamente alcanzó la primera categoría en su club, el Círculo de Ajedrez de Villa Ballester, donde en 1987 venció en el torneo Mayor. En 1992 integró el equipo del Círculo que resultó subcampeón metropolitano y vencedor del tradicional certamen Playas de Necochea.

Teleajedrez

En 1985, a través del GM Juan Morgado, se asocia a L.A.D.A.C. (Liga Argentina de Ajedrez por Correspondencia), donde ingresa en 1° categoría, ascendiendo en su primer certamen a la Superior. También logra sortear las Semifinales del XV. Campeonato Argentino, pero ante una crisis dirigencial en la entidad se aleja antes de jugar la Final.
Durante aquellos años alterna el ajedrez con actuaciones “frente al tablero” para luego, en 1994, dedicarse de lleno a la práctica epistolar, cuando se afilia a CAPA (Círculo de Ajedrecistas Postales Argentinos) venciendo sucesivamente en el torneo categoría Superior 1/94 (13,5 puntos/14) y la Semifinal de la III. Copa Argentina (9/10), actuaciones que le brindaron la oportunidad de ser invitado a participar del Memorial Martínez Acosta, iniciado en 1995. Al mismo tiempo intervino en dos certámenes organizados por I:C.C.F. con notable efectividad: 9,5 puntos en 10 partidas en la preliminar de la X. Copa Mundial (1994/7) y en el Master WT/M/GT/344 (1994/8) reunió +11, =3, -0.
Merced a estas actuaciones y su posición en el ránking internacional, le tocó el turno de probar suerte en el Memorial Jorge Pelikán”A”, un torneo categoría XI iniciado en 1997 -primer magistral disputado por correo electrónico- donde primero obtuvo el título de IM ( ), para luego superar el puntaje necesario (9) para obtener su diploma de GM ( ), terminando por ganar el evento (+6, =8, -0).
Revalidaría sus pergaminos imponiéndose en el Memorial Carlos Pappier “A” (1998/2000), categoría XII. con 11 puntos (+8, =6, -0), relegando -entre otros- al Campeón Mundial en ejercicio Mikhail Umansky.
Alcanzaría el punto culminante de su carrera en el Magistral CAPA-X (1999/2002), una competencia de categoría XVI (el tercer más alto desde la instalación del ranking Elo en ICCF) que contó con el concurso de Elwert (ALE, 5° en el escalafón mundial), Olita Rause (LET, 17°), Berdichesky (ARG, 23°), Morgado (ARG, 39°), Alvarez (ARG, 63°) y el ex campeón Sanakoev (RUS). Tras una prolongada lucha, no podrá evitar caer vencido ante Rause -por ese entonces ya había trepado al 4° lugar en el mundo- que definió a favor de la extraordinaria GM el sitial de honor (7.5 / +5, =5, -0), quedándose Alvarez con el segundo premio (6 / +3, =6, -1).
No menos satisfactorio resultó su desempeño atendiendo el 1° tablero del equipo nacional en las semifinales de la XIV. Olimpíada ICCF (2000/3), donde se lució K.Frey (MEX, el 8° en el orbe) que lo ganó con 9 puntos, relegando al GM Alvarez (7.5 / +5, =5, -1), tras imponerse en el enfrentamiento individual. Sería su segunda derrota entre más de un centenar de partidas (!!).

Paralelo

Además de la atención de sus juegos, dedicó tiempo a la actividad organizativa cuando se hizo cargo (junto al GM Morgado) de la Oficina Mundial de ICCF para los flamantes torneos por email, Secretario del ICCF Email Open Championship y Secretario desde 1996 del IECG (International Email Chess Group).
Su mayor puntuación en la evaluación ELO alcanzada fue 2564, que lo ubicó en el escalafón 13° en el mundo (2001).
Cuando se lo consulta respecto a los programas de PC, nos ilustra que …”los softwares evolucionan día a día, llegando a presumir que aún está lejos de llegar a su techo. Para los jugadores [a la distancia] de elite, es imprescindible contar con la últimas versiones. No coincido con aquellos que afirman que su uso hará perder sentido a las competencias por correspondencia. Los programas posibilitan que a cada uno se le abra un abanico en el cálculo de posibles jugadas que -a veces- escapan a su natural más limitada capacidad de análisis. Y evita caer en celadas. Los riesgos se minimizan al máximo. Los “top” dedican una PC para cada partida las 24 horas del día. [Yo] dispongo de sólo una para jugar y enseñar […] y eso es dar mucha ventaja.”

Es lamentable que este joven ajedrecista, con las sobresalientes cualidades mostradas, haya dejado de competir. Si no hubiera seguido encaramado en la cima del ajedrez a distancia.

Juan Carlos Pérez Rodríguez

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.