El preludio de LIPEAP por Juan Perez

César Musitani redactó un excelente artículo para el libro ICCF-Gold, dedicado a reseñar la rica historia de la Liga Peruana de Ajedrez Postal (LIPEAP).

El presente trabajo tiene por objeto narrar los antecedentes que culminaron con la fundación de esta señera institución.

PEREGRINO

En 1946, dos entusiastas aficionados, Arturo Loeffler y Eugenio Píder, coincidentes en la feliz idea de impulsar en Argentina el ajedrez por correspondencia, deciden concretarla en una asociación que tuviera por objeto auspiciar y organizar la práctica de esa modalidad de juego tan difundida en el viejo mundo.

Pero Loeffler no limitó su accionar a la nación rioplatense. “No dejé ninguna piedra sin mover -se jacta- para hacer propaganda en favor del ajedrez epistolar, ya que durante mis múltiples viajes a lo largo del continente, tomé contacto con los más importantes clubes de ajedrez de distintos países, dando cátedras para fomentar el juego a distancia. Recuerdo como si fuera anoche, la recepción que me prepararon en Caracas y la frustrante falta de comprensión consiguiente. También resonantes fueron mis contactos en Perú, donde logré un éxito real y concreto, acorde al cálido recibimiento.”

CABA

La finalidad era promover la inscripción de equipos nacionales en el “Torneo Seis Tableros” (posteriormente rebautizada Olimpíada) que Erik Larsson organizaba para la ICCA (International Correspondence Chess Association), ente que había fundado al cabo de la Segunda Guerra Mundial.

“Me presenté en el Club de Ajedrez Barrios Altos -precisa Loeffler- donde fuí amablemente atendido por el Sr. Roberto Wong, su Presidente. Tras ponerlo al tanto de mi objetivo, el anfitrión de improviso me dejó sólo, para regresar al rato acompañado por dos personas a los que me presentó como Alberto Ismodes Dulanto y Felipe Pinzón Solís. Ambos se mostraron dichosos con mi presencia en el Club y se deshicieron en elogios por las atenciones que habían recibido durante su estada en Buenos Aires, cuando participaron en la Olimpíada FIDE de 1939.”

“Los tres aceptaron integrarse en un equipo y se comprometieron a completarlo antes que abandonara el país.”

Al cumplir con la palabra empeñada, Loeffler tramitó la incorporación de Perú como nuevo miembro de la ICCA, a fines de 1946.

SORPRENDENTE

Cuando el 1° de enero de 1947, el sexteto incaico comenzó la competencia en la sección 5 (preliminar), constituído por: Jorge Saettone Genit, Alberto Ismodes Dulanto, Domingo Escudero F. (mejor 3° tablero), Roberto Eduardo Wong, Mario Zapata Vinces (mejor 5°) y Felipe Pinzón Solís (mejor 6°), asumieron el protagonismo desde el primer momento, liderando el grupo a lo largo de la contienda, asegurándose anticipadamente su clasificación a la siguiente etapa, relegando a los argentinos (por sistema de desempate), brasileños, norteamericanos, canadienses y uruguayos.

Para la Final (1949/52) produjo dos cambios, ingresando en el 2° tablero Julio Sumar Ascencios y en el tercero, Pedro Castro Suárez. Los resultados no acompañaron. Terminaron en el último peldaño, aunque el desempeño fue “lógico”: sus rivales los superaban en experiencia.

OCASO

Paralelamente dos equipos compitieron en la preliminares del 2° Torneo Seis Tableros. En la sección 9, Felipe Pinzón, Julio Sumar, Roberto Wong, Mario Zapata, Carlos Espinoza y Julio Bernstein dieron dura batalla a los argentinos, pero no pudieron evitar escoltarlos a 1.5 puntos. Por su parte, en la sección 10, Luis Luyo, José Boggio, Alfredo Brou, Jorge González, Carlos Rojas y Domingo Soto tuvieron un rendimiento más acotado, navegando en todo momento por la mitad de las posiciones.

El alejamiento de Larsson primero y el retiro de Baruch Wood (el entonces Presidente) después, terminaron por sepultar a la ICCA, dando lugar al nacimiento de ICCF en 1951. Estos cambios retrasaron el inicio de las semifinales de la ahora denominada III° Olimpíada, hasta el año 1955. La ausencia de este compromiso internacional y nula actividad local, llevó a que cesara el incipiente interés por la práctica del ajedrez epistolar en Perú.

FRUSTRACION

En enero de 1962, promovido por Luis Palau, director del mensuario Ajedrez y patrocinado por la empresa editora Sopena Argentina, 280 participantes de 12 nacionalidades confrontaron en el Primer Torneo Panamericano de ajedrez postal. Perú tuvo tres representantes: Eduardo Bueno Tizón, Miguel Mollnor y Manuel Tosa Kodama.

Al año siguiente Ivo Salas funda la Unión del Ajedrez Postal Americana (UDAPA, preludio de CADAP) anunciando a través del número inaugural del boletín institucional, la cristalización del I° Torneo Americano por equipos. Los tres mencionados aficionados fueron formalmente convocados, pero no muestran interés alguno. Tampoco encuentra eco en las invitaciones dirigidas a varios clubes y la Federación Peruana.

PROMOTOR

“Cuando asumí la Tesorería en ICCF -describe Loeffler- me propuse revertir la inactividad en Latinoamérica. En tiempos de la ICCA se habían afiliado una docena de asociaciones; en 1964 sólo quedaba Argentina.”

En medio del relato, con someros pormenores referidos a las diligencias encaradas con diletantes de distintos países, nos detendremos en los párrafos dedicados al Perú.

“Al recibir un pedido de inscripción para un [torneo] Master, percibí que era la oportunidad para ayudar a que se reorganizaran.” Presumimos que el ajedrecista al que alude Loeffler es J.B.Snathlage, un estadounidense que venía de participar en el torneo Candidatura (1962/4) del V°. Campeonato Mundial y que se afincó en Perú desde principios de 1965, por motivos laborales.

No sabemos los pasos intermedios, pero Loeffler indica que … “recibí una carta de un Sr. [Hernán] Miranda solicitándome mayores detalles. Le trasmití mi experiencia y acordamos darle forma a lo que él denominó LPDAC [sic] (Liga Peruana de Ajedrez por Correspondencia), como apéndice de la Federación Peruana de Ajedrez.”

RECONOCIMIENTO

Siguiendo un borrador de su Memorias (con el afán de volcarlas en un libro, empresa que no concretó), Loeffler apunta que con fecha ….”24 de agosto [de 1965], [LPDAC] solicita su afiliación [a ICCF]. La CDP [¿Comisión Directiva Provisoria?]: [Hernán] Miranda, [Felipe] Pinzón y [Julio] Sumar [no aclara cargos]. 15 socios. 20 de septiembre carta a [Bohuslav] Lukás [Secretario General de ICCF].” Entre otros temas, menciona “afiliación Perú”.

Del 4 al 10 de octubre de 1965, tiene lugar en Budapest (Hungría) el VI° Congreso de ICCF, donde a solicitud de su Secretario General, se admiten como nuevos integrantes a: British Postal Chess Federation, Asociación Peruana de Ajedrez [sic], Indonesian Chess Association, Iranian Chess Federation, Israelí Chess Association. Ahora llegan a 40.

DESAFIO

Además Loeffler gestiona ante Hans von Massow (Presidente de ICCF) la concreción de un match amistoso que será el “bautismo de fuego” de la flamante liga. Su rival, la poderosa Alemania. El encuentro se inicia en marzo de 1966, con 20 tableros a dos partidas. Oscar Quiñones, Orestes Rodríguez y Hernán Miranda, lo encabezan.

Al cabo del segundo año de juego, y cuando los germanos se imponen por 8.5 a 4.5, se suceden los reclamos por la lentitud del correo peruano y la falta de respuesta de varios contendientes incaicos, por lo cual los europeos resuelven -tras un plazo prudencial- dar por terminado el desafío.

Entendemos que esta situación provoca que LPDAC no sea inscripta en la preliminares de la VII° Olimpíada ICCF que comienzan a mediados de 1968.

Sin capacidad de reacción de sus directivos, la nobel institución entra en una nefasta vía muerta.

ATISBO

A principios de 1969, Orestes Rodríguez Vargas se convierte en agente-representante en Perú de la revista argentina “Mundo del Ajedrez”, obsequiando ejemplares a distintos clubes para difundirla. Uno de ellos llega a manos del Ing.Guillermo Ruíz Solís, que le dedica especial atención a un anuncio: II° Campeonato Americano Individual de ajedrez postal (más tarde denominado Zonal Latinoamericano, donde dirimieron conocimientos 279 participantes oriundos de 17 naciones) promovido por CADAP y que promete como recompensa a los tres primeros el título de Maestro Internacional. Tentado, Ruiz Solís le escribe inmediatamente a Gerardo Laksman, matriculándose. A vuelta de correo recibe un boletín de la Confederación y una nota de Carlos Bet invitándolo, además, a que se encargue de hallar a otros cuatro interesados en sumarse a él para conformar un equipo que represente al país en la I° Olimpíada Americana (luego reconocida como I° Panamericano). Pese a sus esfuerzos, no logra el objetivo antes del cierre de inscripción, pues sólo comprometió a Gustavo y José Paz y Barriga.

GERMEN

Unos meses después, en junio de 1970, un grupo de aficionados encabezados Abraham Kalincausky, fundan en Lima el Club de Ajedrez San Isidro, que pronto alcanza gran popularidad. A fin de promover sus actividades, edita un muy atractivo Boletín Informativo. Entre los columnistas del mismo figura el Ing. Gustavo Paz y Barriga, quien muy pronto asumirá un papel protagónico que lo llevará a convertirse en el padre de LIPEAP, entidad que hoy transita 48 años de vida.

Cautivado desde el comienzo por el II° Campeonato Americano epistolar, Paz se propone buscar nuevos diletantes en el país. Para ello utiliza las páginas del boletín del CASI para aconsejar que el lector … “amplíe el horizonte de la amistad fomentando el ajedrez postal. Juegue con fuertes ajedrecistas del mundo entero y haga a la vez excelentes amigos”. En el boletín N° 9/10 (Julio 1971) Paz comunica una …. “Grata Noticia: Tenemos el agrado de anunciar a todos los aficionados peruanos que estamos trabajando para organizar el Primer Campeonato Nacional de ajedrez por correspondencia como primera actividad de la Liga Peruana de Ajedrez Postal (LIPEAP), en formación, cuya afiliación a los organismos mundiales que dirigen esta interesante modalidad de practicar ajedrez, está en pleno trámite, descontándose su aprobación.”

IDENTIDAD

“Para el éxito de este plan – prosigue Paz- requerimos el apoyo indispensable de los aficionados de toda la República a quienes oportunamente invitaremos a afiliarse a LIPEAP formalmente, una vez finiquitados los trámites de reconocimiento y afiliación a ICCF y CADAP.”

Con estas palabras queda perfectamente aclarado que Gustavo Paz y Barriga asume por propia voluntad la ciclopea tarea de edificar una entidad que contenga a aquellos ajedrecistas que no puedan frecuentar el club por razones de tiempo o distancia y así tengan la opción de competir desde su casa.

Para apuntalarlo, Bet le suministra un modelo de Estatuto y Reglamentos, el cual convenientemente adaptado le fue devuelto por Paz, junto a una solicitud de admisión a CADAP e ICCF.

El 2 de agosto de 1971, Oscar Rossi (Secretario de CADAP) le informa que LIPEAP ha sido reconocida como nueva integrante de la Confederación y que comisionó a Carlos Dieta para igual diligencia ante ICCF, aprovechando su concurrencia al Congreso de Lugano (Suiza, 18-26/9/71), donde ratifica su pertenencia desde 1965.

BALUARTE

Satisfechas sus condiciones mínimas, Gustavo Paz y Barriga da los últimos pasos para visibilizar públicamente a la Liga Peruana: convoca al Primer Campeonato Nacional, determinando su inicio para el 1° de enero de 1972. Esta también es la fecha oficial de su fundación.

Paz tuvo la sapiencia de trocar el dos veces fracasado modelo anterior, que consistía en aunar voluntades en torno a afrontar una competencia internacional específica. Concluída la misma, el interés se esfumaba.

Ahora adopta el criterio de concentrarse en cimentar la práctica dentro del país antes de atender pruebas fuera de él. Y resultó una fórmula exitosa. Ya vendrán los tiempos en que LIPEAP (luego LIPEAD) alcanzará el lugar destacado en el concierto de las naciones que hoy disfruta.

Juan Carlos Pérez Rodríguez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.