CADAP – 50 (Nota V) por Juan Carlos Pérez Rodríguez

XIII.  SANEAR

 

Cuestiones laborales obligan a Loeffler a redicarse en Europa, por lo que presenta la dimisión a su cargo de Presidente de L.A.D.A.C..  Como el vicepresidente, Eduardo Seccchi, se domicilia en la provincia de Córdoba y sus actividades profesionales le impiden trasladarse a Buenos Aires (sede natural de la Institución) se resuelve -con su anuencia- adelantar un año las elecciones.

Las autoridades elegidas asumen en 1963, encarando Hércules Pampín (el nuevo tesorero) un drástico plan de saneamiento de las finanzas, que consisten en depurar el registro de asociados morosos, adecuar la cantidad de revistas impresas a las mínimas necesidades y eliminar gastos superfluos, pero manteniendo el mismo arancel.

Esta atinada política revierte la situación en un par de años, dejando atrás cualquier temor.

 

XIV.  DISIDENCIA

 

Ivo Alejandro Salas, un residente en el interior de la provincia de Buenos Aires, de 31 años y afiliado a L.A.D.A.C. desde 1958, cosecha enormes simpatías entre sus dirigidos merced a una incansable labor desplegada en el corto lapso de su actuación al frente de la Dirección de Torneos.  Ecuánime en la aplicación del Reglamento, diligente en responder la correspondencia recibida, permanente difusor de la actividad y hábil redactor de los amplios informes para la revista institucional, lo justificaban.

Convencido que la Liga debía dejar de ser una entidad sin fines de lucro para quienes -como él- le dedicaban gran parte de su tiempo diario, efectuó un nuevo planteo ante sus autoridades  manifestando su “preocupación” al comprobar que … “se rehuye a la responsabilidad de constituirse en el centro del sistema organizativo continental”.  Aquellas le fundamentaron su negativa en razones económicas y operativas, aunque comprometiéndo su asesoramiento para con … “aquellas entidades que nazcan a su idea y semejanza en otras latitudes”…, manteniendo la intención de continuar  … “actuando  dentro de las fronteras del país”…, según reza la correspondencia intercambiada entre el nombrado y Antonio Brogín, al vicepresidente de la Liga.

 

XV. UNION

 

Contrariado, Salas se aboca a la tarea de crear otro organismo a espaldas de L.A.D.A.C..  Solicita -y obtiene- un aporte mensual de la tesorería de la Liga para editar un Boletín Informativo a fin de cubrir el vacío dejado entre ejemplar y ejemplar de la revista bimestral de la entidad.  Así aparecen sendos números en Julio y Agosto de 1963.

Seguro de sus convicciones y con el respaldo de contar con la infraestructura necesaria para publicar un órgano difusor, renuncia a la Dirección de Torneos de L.A.D.A.C. y con fecha 12 de agosto de 1963 envía una circular a todos los consocios anunciando el advenimiento de la Unión del Ajedrez Postal Americano (U.D.A.P.A.), junto a una primera revista prolijamente mimeografiada, un sucinto instructivo con las reglas de juego, torneos y ránking, acompañados de un ambicioso programa de actividades.  Sin embargo su fuerte temperamento lo traiciona, redactando una reseña explicativa sobre los motivos que lo impulsaron a fundarla que -generosamente- podríamos calificar de infortunada.  Con un duro ataque al desenvolvimiento general de L.A.D.A.C., mezclando algunas verdades con probadas exageraciones, la misma se transforma en un boomerang para su autor al provocar que posibles adherentes  lo censuraran vivamente, dándole la espalda a tan loable creación.

 

 

(continuará …)

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.