CADAP – 50 años (Nota 8) por Juan Pérez

XXIII.  COMISIONADOS

Para llevar a cabo la fusión U.D.A.P.A.-L.A.D.A.C., el sábado 18 de marzo de 1967 se reúnen en las instalaciones del Club Argentino de Ajedrez, en la ciudad de Buenos Aires, representantes de ambas instituciones, asistiendo: Mario Anaya, Antonio Brogín, Augusto Cavalli, Pedro Martínez Acosta, Juan Morgado, Emir Orive, Hércules Pampín, Julio Pancaldo, Eugenio Píder, Juan Tazzari, Benjamín Vázquez y Urbano Vicondo, los que resuelven, entre otros puntos:
“2°) Se crea la Confederación Americana de Ajedrez Postal (C.A.D.A.P.), que estará integrada por representantes de diversas entidades americanas …”
“5°) Los señores Juan S.Morgado y Adolfo P.Codaro, a cargo de Torneos y Matches Internacionales, se pondrán en contacto con los jugadores de los restantes países americanos para organizar C.A.D.A.P., sobre la base de un representante permanente de cada entidad nacional, o en caso de no existir ésta, de una que agrupe el movimiento ajedrecístico postal del país de que se trata.  Sobre esta base se integra la Junta Directiva de la nueva entidad internacional…”
Vicondo sugiere que la flamante institución  tenga como fecha inicial oficial (simbólica) de sus actividades al 14 de abril -Dia de las Américas- de 1967.
Pese a que previamente a la consulta se había acordado que las entidades a unificarse conservarían  sus respectivas denominaciones, Emir Orive explica las razones del cambio: “U.D.A.P.A. representa la asociación de personas, mientras C.A.D.A.P. lo hace con federaciones nacionales en condiciones de igualdad”.  Esta sutil definición apunta a un superior objetivo que el de su predecesora.

XXIV.  DUPLA

La misión asumida por Morgado y Codaro sería fundamental.  De la eficacia de sus procederes dependía que construyeran una sólida base  sobre la cual se habría de erigir el nuevo ente supranacional.
Morgado, al frente de la Dirección de Torneos; Codaro, coordinando los matches internacionales y juntos llevando a cabo las gestiones de nexo entre jugadores de un mismo origen que estuvieran huérfanos de una asociación autóctona, alentándolos para que las formaran, brindándoles todas las herramientas para llevar a cabo ese propósito.
Ambos, a su vez, formaban parte de una Comisión Directiva “provisoria” hasta tanto se convocara a una Asamblea que eligiera a sus mandatarios legales.  La presidía Claudino Antonio Bianchi y lo acompañaban Augusto Cavalli (Secretario),Juan Morgado (Tesorero y Director de Torneos) y Emir Orive (Publicaciones).
Como primer paso para conformar la Confederación, invitan a adherirse a las asociaciones existentes: Argentina (L.A.D.A.C., fundada en 1948), Uruguay (T.U., 1966) y Venezuela (LI.VE.A.P., 1967), reconocidas como miembros fundadores.
Lo que sigue es determinar el nuevo sistema de torneos que ofrecerá C.A.D.A.P., entendiendo que el mejor es una estructura por categorías similar a las de I.C.C.F.  Pero el avance de estos estudios deriva en una idea más ambiciosa aún: que la Confederación adquiera el reconocimiento de la Federación Internacional con una jerarquía similar a la de su par del viejo mundo (Europe Correspondence Tournaments): “autorizada”, que la beneficiaba al tener un lugar reservado en la final del Campeonato Mundial para el ganador del torneo que proclama al monarca europeo.
En tanto termina de dar forma definitiva a este plan, Morgado sigue adelante con los grupos “internacionales”, cesando los “internos” (reservados exclusivamente para argentinos)

XXV.  CORTOCIRCUITO

En julio de 1968 se efectúa una de las acostumbradas reuniones de la Comisión Directiva de L.A.D.A.C., a la circunstancialmente asiste  Arturo Loeffler, uno de los Vicepresidentes de I.C.C.F.  Cavalli, Secretario de C.A,D.A.P. aprovecha su presencia para informarle acerca de las actividades y proyectos de esta entidad, comprometiéndolo a que juntos tramitaran  su reconocimiento por la Federación Internacional, en la próxima reunión de su Presidium en Suiza.
Con la anuencia de Luis Palau (Presidente de L.A.D.A.C.), Loeffler solicita -y obtiene en aquel cónclave- una licencia para la ignota “American Continental Tournaments” y su designación como “Organizador Plenipotenciario”.
Cuando la noticia llega a Buenos Aires, las autoridades de la Confederación increpan a Palau, exigiéndole que revoque inmediatamente el uso de ese permiso.  Sin intención de ceder a tal exigencia, trata de capear el temporal, pero a fines de febrero (1969), incapaz de superar la crisis, renuncia a su mandato acompañado en tal decisión por el vicepresidente Píder.  Ante la acefalía, a mediados de marzo resultan electos para sucederlos  Antonio Brogín y Julio Pancaldo, respectivamente.
Tras varias reuniones conciliatorias, terminan por redactar un documento consensuado que el 1° de junio remite Gerardo Laksman (nuevo Secretario de C.A.D.A.P.) a Hans von Massow y B. Lukás (Presidente y Secretario de I.C.C.F.), donde se desautoriza a Loeffler y solicita el reconocimiento de la Confederación.    El 7 de julio, von Massow contesta que la petición será debatida durante el próximo Congreso.

(continuará …)

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.