CADAP 50 – Nota VI

  XVI. DIRECTIVOS

       Como solitariamente Salas no podía atender todas las funciones, convoca a una reunión a quienes le enviaron mensajes de aprobación sobre su iniciativa.

       “Semanas después -rememora Raimundo Carballo- nos reunimos en una casaquinta de Castelar (Buenos Aires) varios amigos (Juan José Tazzari, Emir Orive, Augusto Cavalli, Guillermo Broquen, Ivo Salas, entre otros) y asado mediante fuimos delineando lo que sería en el futuro U.D.A.P.A.  Cediendo a una insistencia general, acepté presidir la nueva entidad, con la condición que ello sería transitorio; una vez que la misma estuviera funcionando dejaría paso a mis jóvenes colaboradores.”
Lo secundan, Claudino Bianchi (Vicepresidente), Broquen (Secretario), Urbano Vicondo (Tesorero), mientras Salas se reserva para sí las estratégicas direcciones de Torneos y Publicaciones.  Ciertas divergencias por sus actitudes personalistas producen roces con los demás directivos, provocando el prematuro alejamiento del fundador.  Carballo, imposibilitado de superar la crisis, solicita una licencia hasta el fin de su mandato.

                    XVII. CAMBIOS

        Así, cuando la Unión cumplía el primer año de vida, asumía la conducción Claudino Bianchi, quien dirigió sus esfuerzos al afianzamiento de la misma, redactando con Broquen los primeros Estatutos y promoviendo la creación de una comisión (Vicondo, Víctor Ortíz, Tazzari y Raúl Castelli) para el perfeccionamiento de los Reglamentos de Juego y Ranking.
        Los obligados cambios en la cúpula permiten alcanzar una mayor uniformidad de criterios en el desenvolvimiento del ente , con sus lógicos beneficios.
        Broquen renuncia a su cargo por razones de trabajo supliéndolo Cavalli; mientras los hermanos Rosendo y Emir Orive asumen la Dirección de Publicaciones, editando mensual y alternativamente un Boletín-Revista o un Suplemento, siempre mimeografiadas con esmero (con el sólo afán estadístico digamos que aparecieron  23 de aquellos -septiembre de 1963 a marzo de 1967-  y 11 de éstos -enero 1965 a febrero 1967), Ortíz mantiene al día el ranking institucional, cuyos eventos son conducidos por Tazzari.

                    XVIII. ACTIVIDAD

       Según un balance realizado tras los primeros 16 meses de gestión, se concretaron los siguientes torneos: 25 internos, 8 internacionales, 1 latinoamericano extraordinario (8 grupos), 1 juvenil americano (5 grupos) y 1 por equipos de Argentina (pretendía ser continental, pero no lograron interesar a jugadores de otros países), con la intervención de más de 400 participantes.
        Los torneos internos, limitados exclusivamente para argentinos, tuvieron su razón de ser en un principio, en vista de los numerosos afiliados de esa nacionalidad pero su mantenimiento en el tiempo aparece como innecesaria dado que se superponían con los que organizaba L.A.D.A.C.
        En cambio, es menester destacar la feliz idea de realizar en 1965 un certamen reservado para brasileños, quienes carecían de una liga nacional activa, quedando bajo la supervisión técnica de U.D.A.P.A., episodio que se repetiría con venezolanos y chilenos.
                                                                                                            (continuará ….)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.