CADAP – 50 AÑOS (Nota 9) por Juan Pérez

XXVI.  ARMONIA
.
A fin de reforzar este pedido, Juan Tazzari (Secretario de L.A.D.A.C.) remite el 6 de agosto una comunicación a su par de I.C.C.F. confirmando que la Liga Argentina no hará uso de la concesión asignada, desconociendo cualquier gestión -pasada o futura- encarada por Loeffler para constituir la A.C.T., por cuanto la Confederación ya lleva dos años trabajando exitosamente en el desarrollo de la actividad en América Latina.
En la última semana de agosto, Bruselas (Bélgica) es la sede donde se reúne el Congreso de la Federación Internacional. Allí se reseña que Loeffler había solicitado una autorización en nombre de L.A.D.A.C., cuando ahora la Liga Argentina niega habérselo encomendado.  “Con pesar -se lee en la minuta del cónclave- el Secretario General informa que el Vicepresidente y Tesorero de I.C.C.F. , Arturo Loeffler depone su renuncia en nota del 18/8/1969. El Sr. Loeffler argumenta que los cambios en la dirigencia de L.A.D.A.C. le han quitado su respaldo.  El mitin del próximo año está autorizado a decidir acerca de la forma que se cooperará con C.A.D.A.P. [para que desarrolle su actividad] bajo la autoridad de I.C.C.F.”.
Del 10 al 18 de octubre de 1970, el Presidium delibera en Roma (Italia).  En su transcurso, el Director de Torneos Eric Larsson informa que se le concede a C.A.D.A.P. la autorización para que gestione como “Oficina de Torneos” en Centro y Sudamérica, aceptando el esquema propuesto para sus competencias.
Así llegaba a su fin un prolongado período de convulsionada gestación.

XXVII.  ENCUADRE

Con la incorporación de nuevos integrantes a C.A.D.A.P., se hace necesario darle una conducción orgánica.  A fin de jerarquizarla, se resuelve constituir una Junta Directiva interina, hasta tanto se eligieran las definitivas, de acuerdo a las normas que fije un nuevo Estatuto.
Se conviene que por el término de un año (luego se extenderá algunos meses más), se nombren a quienes ya venían cumpliendo esas funciones en la desaparecida U.D.A.P.A.  Así nos encontramos con el “nuevo” equipo administrador de la Confederación:  Claudino Bianchi (Presidente), Augusto Cavalli (Secretario), Urbano Vicondo (Tesorero) y Juan Morgado (Director de Torneos).  Como órgano de difusión se empleará el Suplemento Informativo L.A.D.A.C. – C.A.D.A.P., editado por Emir Orive y costeado por la Liga Argentina.
Hasta tanto se termine el estudio e implementación del nuevo esquema de competencias, continúa el de su antecesora: organiza torneos internacionales y temáticos; discontinuando los “internos”, que estaban reservados a los argentinos.
Hércules Pampín asume la responsabilidad de confeccionar el nuevo Estatuto.  Toma como modelo el de U.D.A.P.A., realizando las adecuaciones que abandonen la mirada de estar dirigidos a fijar derechos y obligaciones de personas por el de asociaciones nacionales.  Luego de múltiples consultas y modificaciones, queda aprobado el texto y su fecha de implementación: 1° de enero de 1969.
Se procede a designar las nuevas autoridades, las que adquieren el estado de “provisionales”, hasta tanto se concrete una Asamblea General Ordinaria, que las avale.  Fueron seleccionados: como Presidente, Neptalí Morillo Párraga (Venezuela); Vicepresidentes, Hércules Pampin (ARG), José Ledezma Alvarez (CHI), Waldemar Hermán Rendón (COL), Segundo Vásquez Realpe (ECU), Ricardo Charpentier (HON),  Alfredo Lejarza (MEX), Juan Ravera (URU) y Pablo Atars (VEN);  Secretario, Gerardo Laksman (ARG);  Tesorero, Carlos Bet (ARG);  Director de Torneos y Publicaciones, Juan Morgado (ARG).
Una nómina donde por primera vez aparecen dirigentes de distintas nacionalidades.  Un paso adelante para sumar aportes desde otras latitudes.

(continuará ….)

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.