CADAP – 50 (Nota II) por Juan Carlos Pérez Rodríguez

CADAP – 50                                                                                                                           (Nota 2)
                                                                BODAS  DE  ORO
                   IV. RENACER
       En 1945 el sueco Erik Larsson da vida a I.C.C.A. (International Correspondence Chess Association), posteriormente rebautizada I.C.C.F., a fin de continuar con la actividad interrumpida por la Segunda Guerra Mundial.  Mediante carta personal a sus viejos amigos de la otrora I.F.S.B. (la primigenia, fundada en 1928) los animaba a sumarse a la quijotesca empresa de resucitar aquella organización, modelo en su tiempo.  El Torneo Seis Tableros (ulteriormente reconocida como Olimpíada) y el Campeonato Mundial, son los primeros desafíos que lanza.
       Pocos meses después, Arturo Jorge Loeffler -un austríaco de 36 años residente en Buenos Aires desde 1938-  erige una entidad que fomente el ajedrez por carta en Argentina, bajo la denominación de T.A.C. (Torneos de Ajedrez por Correspondencia).
       Sus contínuos víajes -por razones laborales-  a distintos países del Continente americano lo indujeron a contactarse con aficionados nativos, instándolos a iniciar la práctica de la novedosa especialidad, mediante la conformación  -bajo su asesoramiento-  de ligas semejantes a la que él creara.  Así, en poco tiempo, surgen las primeras en Brasil (CEA / 1946, bastoneado por Edmundo Moreira Matos), Uruguay (AUAC / 1946. Eduardo Marchissotti) y Perú ( CALC / 1946. Eduardo Pinzón Solís).
                    V. DIECINUEVE
       La enorme tarea de difusión emprendida por Loeffler le vale el inmediato reconocimiento de la Asociación Internacional, que lo designa su representante en el área, aceptando la sugerencia de que participaran en un mismo grupo preliminar del primer Torneo Seis Tableros a los equipos americanos, lo que permitiría avanzar un paso en el camino de la integración entre ellos, que se incentivaría al poder acceder uno a la Final.
       Por ese entonces (1947) ocho eran las naciones del nuevo mundo afiliadas a la I.C.C.A., duplicándose al año siguiente y alcanzando el número de 19 (Antillas, Argentina, Barbados, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, Estados Unidos, Guayanas Británicas, Panamá, Perú, El Salvador, Trinidad, Uruguay y Venezuela) en 1949, por lo cual para el segundo Seis Tableros se determina que fueran dos los grupos eliminatorios que los aglutinaran.
                    VI. DELEGA
        El paso siguiente que se impone es el de nuclearlas bajo un ente tutelar que les prestaría el necesario apoyo logístico para su afianzamiento y desarrollo, potenciándose entre ellas para lograrlo.
        Pero Loeffler se siente incapaz de encarar sólo ese ambicioso proyecto dado que está abocado a la organización y dirección de los certámenes de T.A.C., así como también el grupo americano del Torneo Seis Tableros (y no puede descuidar su trabajo), ´por lo cual interesa al brasileño Edmundo Moreira Matos, uno de los fundadores de C.E.A. (Círculo Enxadrístico da Amizade) para que se ocupe de esa misión.  A fin de rodearlo de la autoridad necesaria, Loeffler acuerda con Larsson ceder su lugar en el plantel directivo de la I.C.C.A. (era el representante para Centro y Sudamérica) en favor de Matos, con quien había trabado una rápida amistad luego de haber convenido con él un match amistoso, a diez tableros, entre las bisoñas C.E.A. y T.A.C..  En ese intercambio de cartas, encontraron que tenían miradas coincidentes acerca de la necesidad de sentar las bases para erigir una corporación supranacional que las albergara a ellas y a las que se sumaran en el futuro.
                                                                                                 (continuará …)

CADAP – 50 (Nota I) por Juan Carlos Perez Rodríguez

No nos atrevemos a muchas cosas porque son difíciles, pero son difíciles porque no nos atrevemos a hacerlas.                                                                                                                                                                            (Séneca)
CADAP – 50 (1967-2017)                                                                                               (Nota I)
                                                                  BODAS  DE  ORO
       Mil novecientos sesenta y siete.  Un año especialmente recordado por dos acontecimientos.  En Ciudad del Cabo, el cirujano Christian Barnard realizó el primer trasplante de corazón en seres humanos, dando una nueva esperanza de vida a la humanidad. La otra cara de la moneda la constituyó el ejército israelí que ocupó en fulminante acción la Península del Sinaí, la franja de Gaza (Egipto), las alturas del Golán (Siria) y el territorio de Jordania al oeste del río Jordán, en lo que eufemísticamente se llamó la Guerra de los Seis Días.
        Buenos Aires, Marzo de 1967. El particular mundo del ajedrez a distancia asistió a la fundación de la Confederación Americana de Ajedrez Postal (C.A.D.A.P.), cuyas Bodas de Oro cumple en estos días.  La ocasión es propicia entonces para relatar sucintamente algunos episodios que gestaron su existencia y hacer un raconto de los principales acontecimientos acaecidos en estos cincuenta años.
                    I. PRETERITO
         El ajedrez es único en su género ya que su práctica se puede llevar a cabo a distancia.
         Las noticias acerca de sus primeras partidas se pierden en el tiempo.  Pocas precisiones y muchas inexactitudes, son la característica de las referencias transmitidas de generación en generación, por vía oral.  Imaginemos que disputar un juego en esas condiciones estaba reservado a monarcas, nobles y comerciantes de buena posición social, pues para el intercambio de movidas debían emplearse emisarios especiales y -a veces- que contaran con salvoconductos.
         Las crónicas coinciden en situar en el siglo IX a la primigenia, identificando a Harum Al-Rashid (766-809) califa de Bagdad y Nicéforo I (765-811) emperador de Bizancio, como sus protagonistas.
         Dos siglos después destacan el juego entre los reyes Enrique I (1068-1153) de Inglaterra y Luis VI (1081-1137) de Francia.
         Al siguiente hito se lo ubica en el siglo XVIII , cuando el filósofo francés Voltaire (1694-1778) enfrentó al rey de Prusia, Federico El Grande (1712-1786)
                   II. ESTAMPILLA
         Y llegamos al histórico año de 1823, cuando se pacta el primer match internacional entre un club de ajedrez de Londres y otro de París.  A último momento éste desistió  y lo reemplazó otro de Edimburgo.  Este ejemplo inspirador fue inmediatamente imitado por otros clubes y no sólo circunscripto a la geografía europea, todo facilitado con la instauración del sello postal (1840) que allanó el camino al reducir costos y así pasar lentamente de la acción colectiva a la individual.
         En 1882 la revista francesa “La Strategie” (1867-1940) organiza el primer torneo nacional por carta, a los que irá sumando otros con jugadores invitados extranjeros.  Publicaciones colegas caen en la cuenta que dedicar un espacio al ajedrez epistolar despierta gran interés y redunda en mayores ventas.  Tampoco desdeñan esta práctica los círculos de ajedrez, por lo que no extraña que varios de ellos se aglutinen para conformar entidades que organizen y legislen exclusivamente los eventos postales.  Así nace la Unión Danesa de Ajedrez (DSU, 1903), ejemplo que rápidamente se extendería a Inglaterra (BCCA, 1907), Estados Unidos (CCA, 1909), Canadá (CCCA, 1921), Francia (EFEC, 1921) y la Liga Internacional (ICSB, 1927).
                   III. PIONEROS
          Promediando 1932, un reducido grupo de aficionados funda el Club de Xadrez por Correspondencia (CXC) en Río de Janeiro, por entonces la capital de Brasil, convirtiéndose en la primera institución dedicada al ajedrez epistolar en Latinoamérica, presidida por Ruy de Souza.
          No pocos esfuerzos le demandan a las autoridades del Club difundir la actividad más allá del Distrito Federal, valiéndose de la edición de un boletín para ello.  Al año siguiente -con un ambicioso plan de competencias- consigue extender su radio de acción a otros estados; inclusive pacta un match internacional  con la CCLA (Liga de ajedrez por correspondencia de Estados Unidos).
           Pero será la revista “Xadrez Brasileiro”, editada por Francisco Vieira Agarez, la que organiza y patrocina el I.Campeonato Brasileño postal, logrando reunir el extraordinario número de 235 participantes.   El éxito de esta convocatoria significó simultáneamente la desaparición del CXC , disuelta ante la apatía general.
                                                                                                                    (continuará …)